Los Mormones y como contestarles con la Biblia (III)

¿Orar acerca del Libro de Mormón?

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días creen que si usted lee el Libro de Mormón y luego ora y le pregunta a Dios si es o no verdadero, usted recibirá un testimonio del Espíritu Santo, que verificará su verdad. Si este libro es verdad, entonces Joseph Smith fue un auténtico profeta y el mormonismo es verdadero. Muchos mormones afirman tener este testimonio.

1. Ante todo, Dios nunca dice que oremos acerca de la verdad. El manda que estudiemos las Escrituras para hallar la verdad (Hechos 17:11; 2 Tim. 3:16).

a.De modo que lo que el mormón hace no es bíblico.

b. Segundo, no importa lo que uno sienta. Si lo que uno siente contradice la Biblia, entonces lo que uno siente está equivocado.

c. Tercero, pregúnteles si alguna vez han orado para ver si la Biblia es verdad. Por supuesto que no lo han hecho. Entonces, ¿por qué razón habríamos nosotros de orar para saber si el Libro de Mormón es verdad?

2. Ellos dirán qu el Libro de Mormón manda orar acerca de su propia verdad: 1. En el Libro de Mormón, Moroni 10:4, dice, “. . . quisiera exhortaros a que preguntéis a Dios el Eterno Padre, en el nombre de Cristo, si no son verdaderas estas cosas; y si pedís con un corazón sincero, con verdadera intención, teniendo fe en Cristo, él os manifestará la verdad de ellas por el poder del Espíritu Santo.”

a. Lo que los mormones pasan por alto es lo que el texto claramente dice “que preguntéis a Dios … si no son verdaderas estas cosas . . “

b. Pregúnteles si han orado para ver si el Libro de Mormón NO es verdadero.

c. El pasaje de Moroni 10:4 es en verdad una falsa prueba. No hay posibilidad de dudar. Si uno no lo cree, es porque no es sincero. Solamente los que son sinceros lo creen. Tal como está formulado, no es posible que la gente sincera lo halle falso.

3. Un versículo común que los mormones emplean para apoyar su creencia de que uno puede orar acerca de la veracidad del Libro de Mormón se halla en Santiago 1:5, “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos en abundancia y sin reproche, y le será dada.” Ellos afirman que, porque son sinceros, Dios les responderá.

a. Primero, el problema con la sinceridad en este contexto, es que se torna una justicia por obras. Esto es así porque lo que el mormón dice es “Debido a mi sinceridad, Dios me escuchará”. En otras palabras, debido a lo que hay en la persona, Dios la mirará favorablemente. En realidad, Dios no ve nada bueno al mirar a una persona, porque no hay nada bueno en ninguno (Rom. 3:10-12; Eph. 2:3). No hay parcialidad en Dios (Rom. 2:11).

b. Segundo, ese versículo se dirigió a quienes ya eran cristianos.

c. Tercero, este versículo trata de la sabiduría, no de orar para ver si el Libro de Mormón es cierto o NO lo es.

Santiago 1:1 dice, “Santiago, siervo de Dios y del Señor Jesucristo, a las doce tribus que están en la dispersión: Salud.” Por tanto, la carta de Santiago fue escrita a personas que ya eran creyentes y ya poseían la verdad. Es por esta razón que Santiago los llama “hermanos” en el versículo 2.

4. Cuarto, la sabiduría es el uso apropiado del conocimiento, no la adquisición de conocimiento. Uno adquiere el verdadero conocimiento espiritual de la Biblia, no del propio corazón. Uno no debe orar acerca del Libro de Mormón. Uno debe orar acerca de la verdad que ha aprendido de la Biblia y pedirle a Dios que le enseñe más, y le muestre cómo aplicar adecuadamente lo que El ya le ha enseñado.